El río Negro, río de los Sauces o Currú Leuvú – como lo llamaban sus primeros pobladores – es el curso fluvial más caudaloso de la Patagonia y uno de los 5 más caudalosos del país. Resultado de la confluencia entre los ríos Limay y Neuquén, éste recurso atraviesa el territorio Provincial de Oeste a Este, sin recibir ningún tipo de afluentes. En sus aguas puras y tranquilas es donde cobran importancia los balnearios, la pesca, los deportes náuticos, los paseos, la recreación y el turismo. La belleza natural de este elemento encuentra en el balneario municipal de Chimpay un espacio favorable, , ideal para el desarrollo de distintas actividades relacionadas al turismo de sol y playa.

A su vez, tanto la riqueza en flora y fauna autóctona del Valle medio del río Negro como la presencia de diferentes islas, adicionan otro potencial aliciente a este privilegiado escenario.